Yo

Ahora...

Recién horneado

Superlópez

Hablando de Pulgarcito

Acerca de los Gemelos

Home

Jan
Recopilación de textos públicados en la revista "Superlópez" a partir del número 41, en 1988

las cosas de Jan

Todos o casi todos los aspirantes a dibujante de historietas comienzan copiando o tomando como referencia los elementos y estilo del autor que más les gusta. Evidentemente no es mal método, copiando letras has a»rendido a escribir, vamos, que hay que copiar, pero... ¿sólo?... A la larga desarrollas el propio estilo de acuerdo. Sin embargo, hay una cómoda tendencia a limitarse a ese sistema, olvidando que también hay escuelas de dibujo, dibujo y pintura que también se pueden aprender de manera autodidacta, sí, pero mirando alrededor y dibujando lo que nos rodea.

Ello es muchísimo más importante que copiar a los dibujantes favoritos, pues si bien se aprender así las soluciones y recursos técnicos del cómic, se adoptan formas derivadas de las desarrolladas por el otro, cuando un auténtico creador debiera ¡interpretar lo que desea reflejar, a su manera propia Por explicarme más sencillamente, pongamos por ejemplo un elemento urbano como el farol, del que incluyo una pequeña muestra de interpretaciones por algunas dibujantes maestras de la síntesis cada uno a su modo. Si te basas en uno de ellos acabarás dibujando la interpretación de la interpretación de un farol que nunca has visto. Seguramente será un deplorable farol. Sería preferible que bajaras a la calle a ver cómo es un objeto que cada día mirarnos sin ver. ¡Ah !, y leva bloc y lápiz.

Te aviso luego no soy traidor; negarse a estudiar dibujo (artístico, anatómico de perspectiva color..., lo que sea ya en una academia o de cualquier otro modo no es más que un síntoma de pereza y autocomplacencia lamentable que quizá, al tiempo, no te impida llegar a ser un profesional ya sea a fuerza de talento, chiripa o vete tú a saber, pera te autolimitas. Jamas se debe escoger una profesión porque parezca fácil...

puedes elegir tu sistema, puedes trabajar enteramente de memoria o documentarte a medias o en todo, peros si no te has trabajado el estudio, ningún sistema funciona... Habría también que aprender a escribir e incluso, cómo no, aprender a aprender digo yo, cosas mías...

Por mi parte prefiero la documentación ambiental, y un tanto también de vestuario; no se puede vestir a la gente actual como hace veinte años... Me he puesto a mirar cómo ha cambado el vestuario de mis personajes y me pregunto cómo los voy a vestir en la próxima historieta. En fin, por lo pronto voy a ponerle zapatos a Luisa, que siempre ha llevado tacón pero ya no me da actual. Cosas...

¿Sabes cuánto papel me cuesta una historieta...? No suelo fijarme en ello pero cada dos o tres días lleno una bolsa de buen tamaño... y no es que tire los bocetos de mis páginas no..., pero vaya bocetos.

No suelo hacerlos en el mismo papel en que las pasaré a tinta, pues los destrozaría. Son una salvajada mis bocetos, lo juro.

Ante todo hago un miniboceto chiquitito bueno, mas o menos entre 4 a 10 centímetros de alto, porque quiero visualizar la página entera y un boceto grande nunca la ves terminado. Nosotros, los autores, vamos con el tiempo marcado, y la culpa es vuestra que cada vez queréis mas, insaciables lectores que sois. Tragones.

Después traslado la idea pequeñita al tamaño grande esbozando con lápiz rojo, y escribo el texto de los globos para ir viendo el espacio que necesitarán. A veces hago alguna pasada con lápiz verde o azul y acabo atacando con lápiz negro blando, un 2B, y emborrono tanto que a veces ni yo entiendo lo que he hecho; si me interesa precisar añado trazos de boli o rotulador, la oca. Pero a veces me bastan cuatro rasgos de lápiz rojo. Soy así de desigual.

Luego paso a colocar una cartulina limpia encima del estropicio y enciendo una luz debajo de mi mesa queme permite encuadrar mejor las viñetas y hacer un dibujo más acabado, detallado y perfilado con lápiz duro de mina fina, 2H. El resultado a veces no guarda relación con el boceto anterior, pero no creas, también hay veces que me queda más bonito el boceto que el original terminado, pero en la editorial no me lo aceptan asi ni regalando cupones para el sorteo de un Seat Fura.

Al entintar, en realidad rehago en gran parte el dibujo a lápiz, perfeccionándolo, bueno, digamos que le intento, y el resultado yo creo que es siempre Iamentable, pero, como ya tengo dicho, los autores de historietas vamos con el tiempo marcado, de manera que te has de conformar. No voy a pasarme la vida repitiendo la página hasta el infinito pues yo también como...

Así son mis cosas.

subir...

Yo

Ahora...

Recién horneado

Superlópez

Hablando de Pulgarcito

Acerca de los Gemelos

Home